lunes, 28 de noviembre de 2011

Merengues

Ya extrañaba y sobre todo hacer algo en casa!
Y es que se avecina un festejo familiar y estoy practicando y haciendo más cosas para el festejo de este fin de semana que se aproxima.
Pues me decidí a hacer unos merengues, que en sí, leyendo las recetas ví que son muy fáciles de preparar.... aclaro, de preparar la mezcla porque ya el horneado sí tiene su tiempo, pues de éste depende justo el terminado que uno quiere: doraditos, blanquecinos, etc.

Lo que estuve investigando es que existen tres tipos de merengues:
El Francés que lleva azúcar granulada y azúcar glass.
El Italiano que lleva almíbar y
El Suizo que se prepara mezclando las claras de huevo con el azúcar calentadas a baño María hasta que su temperatura llega a 55-60°C.

Hice incapié en el horneado, porque me dí cuenta de que los merengues llevan su tiempo, se hornean de 99°C - 100°C y no a una temperatura mayor porque se pueden quemar y pierden su color blanco (si es que no se tiñeron con otro color) característico.
Esta vez me decidí a prepara unos Merengues estilo Francés.

Ingredientes:
- 3 claras de huevo (a temperatura ambiente)
- 100 g de azúcar granulada
- 60 g de azúcar glass tamizada
- 1/2 cucharada de maicena
- 1 cucharadita de jugo de limón
- 1/2 cucharadita de vainilla (al gusto)

Preparación:
Precalentar el horno a 100°C
Ponemos las claras de huevo en un bowl para batir y batimos hasta que estén a punto de nieve (espumoso), incorporamos poco a poco el azúcar granulada y el azúcar glass en forma de lluvia. 
Incorporamos la maicena y el jugo de limón y aumentamos la velocidad hasta que levante el merengue a punto de turrón.

Una vez obtenido el merengue, ya que forma picos, preparamos una manga y duya (en mi caso utilicé una duya del No. 4 y colocamos la preparación dentro de la manga.

Formamos los merengues, del tamaño que uno desee, sobre una charola con papel especial para hornear.

Llevamos la charola al horno por alrededor de 1 hora y retiramos hasta ver que el merengue esté seco y resistente al tocarlo.

Retiramos y separamos del papel para dejarlos enfriar... y al final obtenemos una ricura de merengues que a mi niño le encantaron!
El sabor y la consistencia que obtuve me gustó mucho, se pueden hacer de una y mil formas, colores y tamaños y quedan lindos!

Espero les haya gustado y nos seguimos leyendo!
Besos!


2 comentarios:

  1. Que bonitos merengues¡¡deben de estar muy ricos ummm,me quedo como seguidor y te invito a visitar el mio ok,saludos.

    http://recetasdesur.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus comentarios y pasaré a visitarte.
    Saludos

    ResponderEliminar

Mis amigas bloggeras.... gracias por leerme!